• RSCJ Quiero ser voluntario
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Comunidad Noviciado Interprovincial
  • Compartir en:
   27 de Julio de 2020

Comunidad Noviciado Interprovincial

Nos reconocemos como mujeres plenas, alegres y cercanas. Cuidamos el fuego sagrado que nos anima interiormente. Vivimos agradecidas por nuestra interculturalidad.

Desde el año 2010, las RSCJ de Latinoamérica y el Caribe comenzamos un Noviciado Interprovincial. Aquí en Reñaca Alto, Viña del Mar, nos reunimos mujeres de Brasil, Colombia, Cuba, Haití, México, Perú, Puerto Rico y Chile. Actualmente, la comunidad la conforman María Eugenia Valdés rscj (Maestra de novicias), María Carmen Espinoza de los Monteros (España), Sofía Baranda (Chile) y las novicias:  Adba Musharrafie y Sandra Cayetano de México y Sahira Bustos de Chile.

"El objetivo del noviciado es la interiorización en la fe de la llamada recibida y la preparación para el primer compromiso religioso” (Const. n°81).  “Inspiradas en la visión de Sofía, mujer atenta al Espíritu y a los signos de los tiempos, y en la vida generosa y audaz de Filipina y Ana du Roussier, queremos vivir la Vida Religiosa con la convicción de que la formación es un proceso permanente. Centradas en Jesús de Nazareth, vivimos en comunidad de discípulas que nos ayuda a construir relaciones humanizantes, en escucha, diálogo, con sentido de gratuidad y con la conciencia de que todas nos formamos en reciprocidad” (Plan de formación).

Este tiempo de formación de las novicias dura dos años. Es tiempo de contemplación, de oración y silencio. Tiempo de relectura de la propia vida a la luz del Evangelio, tiempo de adentrarse en la historia de la Sociedad del Sagrado Corazón y de Sofía Barat como parte de la historia de salvación de la humanidad que Dios conduce hacia el Reino. Es tiempo también de caminar con los privilegiados de Jesús, con los vulnerables, los más pequeños y sencillos, los enfermos y los excluidos, con quienes vamos comprendiendo el Evangelio de Jesús y descubriendo otra manera de vivir sus Bienaventuranzas.

En Reñaca Alto queremos ser comunidad sanadora, casa abierta para acoger con alegría y sencillez, cuidando la intimidad, el silencio en comunión con la Sociedad del Sagrado Corazón en el mundo entero. Reñaca Alto está al final de Viña, entre los cerros que no se ven después de la ruta Las Palmas, lejos de los privilegios y de los ornatos de esta ciudad. Es un barrio que surgió hace más de 50 años con una organización vecinal sólida y comprometida que aún resiste a la tentación del individualismo y el materialismo. Y la población crece y crece. Estamos cada vez más rodeadas de familias que toman terrenos y que viven en casas muy precarias, sin los servicios básicos de urbanización como instalaciones de agua, luz y alcantarillado. La mayoría de nuestros vecinos son trabajadores informales, pequeños comerciantes, vendedores ambulantes y feriantes, empleadas domésticas y obreros de la construcción. Con ellos compartimos la vida cotidiana, las esperanzas y las luchas, la solidaridad y la fe, las fiestas religiosas y los conflictos sociales.

La parroquia Jesucristo Misionero reúne diez capillas con sus comunidades de base.  Nuestra misión apostólica se orienta a buscar todos los medios para acompañar el desarrollo y crecimiento de las personas para su empoderamiento a través de iniciativas educadoras y transformadoras.

Caminamos con las CEB, entregando formación para ayudarlos a crecer como personas, como cristianas/os y como comunidad poblacional. Los acompañamos en retiros, catequesis, celebraciones, misiones y en las comunidades de base en las que se lee la vida y la Biblia. Los apoyamos en sus propias y variadas iniciativas solidarias para que sean cada vez más sujetos de transformación de su realidad.  

Nos preocupan las mujeres, los niños, los jóvenes y también los migrantes que viven en nuestras poblaciones. Buscamos para ellos los recursos humanos y materiales que necesitan, los espacios para que se desarrollen sanamente, se conozcan y se sepan sujetos de sus vidas y barrios.

Trabajamos con otros, voluntarias y voluntarios, escuelas, organizaciones vecinales y sociales, pastoral universitaria y pastoral de la diversidad sexual. En el servicio sencillo con ellos y ellas aprendemos y promovemos la justicia, la paz y la integridad de la creación.

Si quieres comunicarte con nosotras, escríbenos a renacaalto@rscj.cl

También puedes visitar nuestra página en Facebook Mater Noviciado RSCJ https://www.facebook.com/maternoviciado/

Enlaces de interés

Comunidad Antofagasta
Comunidad Santa Olga
Comunidad Puente Alto
Comunidad Santa María de La Encina
Comunidad Michaihue
Escribir comentario

Comentarios

esta página aun no tiene comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web