Palabras bienvenida de Edith Opazo rscj

Publicado el 01 de noviembre de 2018 | No hay comentarios.

Querida familia del Sagrado Corazón me es muy grato darles la bienvenida a nombre de las Religiosas del Sagrado Corazón. Nos hemos reunido estos días para celebrar los 200 años de la llegada de Santa Filipina Duchesne y sus compañeras a América, renovar nuestro espíritu misionero y nuestro sentido de cuerpo como laicas y laicos del Sagrado Corazón. Cada uno de ustedes, que vienen de diferentes lugares de misión, trae la vida, lo cotidiano de sus familias, hijos, nietos, seres queridos, de nuestras comunidades, vida que no siempre es fácil y esplendorosa. Todos los que estamos hoy reunidos, queremos fortalecer y renovar nuestra esperanza, nuestra fe, nuestra adhesión a Jesucristo y su Reino.

Para nadie es novedad que vivimos tiempos dolorosos y tristes de la realidad de nuestra Iglesia católica. Tenemos el corazón herido por los dolores ocasionados por algunos  pastores de nuestra Iglesia. Nos duele profundamente el daño hecho a las víctimas. Tanto así que muchos ya no quieren saber más, no quieren escuchar más dramas y atrocidades cometidas por hermanos en quienes confiábamos.   Estos días queremos reconocer que sabemos salir de las cenizas fortalecidos y con la esperanza en que creemos que es Jesús mismo, quien nos invita a construir desde dentro, traspasando las fronteras de nosotros mismos para llegar a las nuevas fronteras donde queremos que haya verdad, justicia, solidaridad, amor por el hermano y hermana, aquellos que incluso están más allá de “mi orilla”.

Queridos compañeros de camino, hoy quiero invitarles a atreverse a confiar en lo nuevo y simple que está en el corazón de cada uno, para compartirlo estos días entre todas y todos, con la seguridad de que hacemos camino, juntos. Sabiendo que vamos navegando en un mar a contracorriente, sabiendo que hoy no se confía en las personas y menos en las instituciones, que todo lleva a contradecir, a opinar tajantemente lo contrario, en todos los temas. No se escapa nadie de esa desconfianza  y estos días se nos invita a lo contrario: a escucharnos, a acoger con empatía al otro, otra, a no permitir que esa nube tóxica que está allá afuera, de dónde venimos, en el mundo real, nos llene de esos sentimientos de abandono, de desconsuelo y desorientación, eso no queremos  permitirlo y esto depende de cada uno de nosotros.

Filipina Duchesne fue una mujer que supo pelear con la adversidad, fue porfiada ante el terror natural de la guerra, el hambre, los dolores. Supo leer  en su corazón, allí donde Dios habita, cuál era su papel en esa realidad. Su relación con Dios, el confiar en que Él no quería el sufrimiento de sus hijas e hijos y en que  necesitaba de quienes pudieran trabajar por su Reino. Hoy también debemos saber leer esas realidades y reaccionar con generosidad ante ellas.

No recordamos a alguien muerto, a alguien que supo hacer el bien hace 200 años, sino el espíritu de Filipina presente en la realidad de hoy en la provincia de Chile.

Que la certeza de sabernos hijos e hijas amadas por Él, nos ayude a hacer la travesía en el Rebeca que llevamos cada uno.   Que si el mar está encabritado y la embarcación pareciera que se va destrozar por la fuerza de las olas, no nos de miedo, que al igual que Jesús en la barca (Mc 4, 35- 41) con sus discípulos creamos en los que Él dice “¿Por qué tienen tanto miedo? ¿Cómo no tienen fe? Y ellos que decían ¿Quién es éste que hasta el viento y el mar le obedecen?”. Fe y confianza en que, es Él quien nos guía, Él quien le da sentido a la vida, que si le dejamos actuar, si somos dóciles al espíritu, nada ni nadie nos puede apartar del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni los infortunios, nada, ni criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro” (Rom 8, 38)

Que sean unos días marcados por el espíritu de Dios, bienvenidos y buena travesía en el Rebeca 2018.

 

Edith Opazo Encina,

Provincial Religiosas del Sagrado Corazón

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web