Semana Santa y Cuasimodo en Alhué

Publicado el 02 de mayo de 2018 | No hay comentarios.

Después que Cristo espiró

en medio de dos ladrones,

a ver los justos varones

donde Abraham descendió.

A todos El visitó

lleno de un amor profundo.

Antes que nadie lo viera

Se presentó a una mujer.

Al fin Magdalena fue

la que tuvo aquella suerte,

verlo después de su muerte

porque en él tenía fe.

Estos cánticos yo fundo

Divinos, puros y sanos,

Porque digan los cristianos

Gloria al Salvador del mundo

Canto a lo Divino

Hemos celebrado con las comunidades de nuestra parroquia este tiempo especial de Semana Santa que, en cierto modo, aquí concluye con la fiesta del Cuasimodo.

Gladys visitó y apoyó las celebraciones en la comunidad de Pichi. María Lina estuvo en la parroquia. Nuncia Elmes, con la ayuda de Anita Ramos que vino estos días a nuestra casa, acompañó las liturgias en la comunidad de San Isidro. También Sofía se integró para acompañar la comunidad del Asiento.

El pueblo de Alhué y todas las comunidades despidieron el viernes santo al obispo Enrique Troncoso, alhuino e hijo ilustre de esta comuna, que falleció después de una larga enfermedad y quien, había regresado a su pueblo como obispo emérito para servir por más de dos años a su gente.

El domingo siguiente a Pascua las comunidades salieron a repartir la comunión a los enfermos. Las casas estaban desde muy temprano arregladas para recibir a Jesús, sus mejores flores a la entrada, altares y caminitos impecables para que Jesús entrara a las habitaciones de los enfermos. Los Cuasimodistas saludaban a la gente que los esperaba en los caminos, gritando:

“¡Viva Jesús, sacramentado!”

“¡Viva el Señor de los ejércitos!”

“¡Viva Cristo resucitado!”

“¡Viva Jesús vencedor de la muerte!”

“¡Viva el Hijo de Dios!”.

“¡Santo, Santo, Santo, el Señor Dios de los ejércitos,

llenos están los cielos y la tierra de la majestad de su Gloria!”

Asociación Nacional de Cuasimodistas

comentar

Comentarios

Diseño Web - Posicionamiento Web - Sistema Web